/>

audios

CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia
  • CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

    08/11/2015 - Otras CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

  • CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

    08/11/2015 - Otras CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

  • CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

    08/11/2015 - Otras CUIDADO! Siete alimentos que consumidos en exceso disminuyen tu inteligencia

Fuente: biut

Existen algunos productos que consumidos en exceso pueden llevar a reducir el correcto funcionamiento del cerebro, especialmente la memoria y la inteligencia.

Hay alimentos que aportan distintos nutrientes a nuestro cuerpo, pero también existen algunos que pueden ser perjudiciales. En esta ocasión te contamos de algunos que reunió un estudio de la Universidad de Montreal, investigación publicada por el sitioLosandes.com.arque asegura que disminuyen la inteligencia, afectando ciertas capacidades de tu cerebro.

1. Azúcar

No sólo nos hace subir de peso, sino que además afecta al cerebro. Consumir azúcar a largo plazo puede reducir nuestra memoria y causar problemas neurológicos. Además el azúcar puede interferir con la capacidad de aprender.

2. Alcohol

Todos sabemos que afecta el hígado, pero además puede causar algo denominado niebla cerebral, que es la sensación de confusión mental y afecta a la capacidad de pensar con claridad, así como la memoria. Un ejemplo es no acordarse dónde estuviste o lo que hablaste cuando habías tomado, es por esto que el alcohol afecta al equilibrio del cerebro, aunque esto se pasa si dejas de consumir alcohol o lo haces de forma moderada.

El consumo excesivo de alcohol, especialmente con el correr del tiempo, puede provocar la hipertensión arterial, miocardiopatía alcohólica, insuficiencia cardíaca congestiva y accidentes cerebrovasculares.


3. Sal

Los alimentos salados afectan la presión arterial y el corazón. Además aquellos que contienen altas cantidades de sodio pueden atacar la función cognitiva y perjudicar la capacidad de pensar. También generan adicción, es por eso que a veces no puedes parar de comer este tipo de productos hasta que te comes todo el paquete

La sal es un gran contribuyente a la hipertensión arterial. Además, acelera el envejecimiento cardiovascular, rigidiza el corazón y las arterias, dándoles una velocidad de daño mayor a la que corresponde a la edad. También aumenta la aparición de cáncer gástrico. Se pierde calcio de los huesos, por lo tanto aumenta el riesgo de osteoporosis y también de cálculos renales cuando dicha pérdida ocurre en los riñones; y en los asmáticos son más severas las crisis si se come más sal. Por eso es tan importante reducir su consumo, porque daña una serie de órganos vitales y genera grandes complicaciones.

4. Comida chatarra

La comida chatarra como las papas fritas y las hamburguesas pueden cambiar algunos procesos químicos en el cerebro, asociados con estados de ansiedad.

Alimentarse con comida chatarra afecta la producción de dopamina, lo que genera que no nos sintamos satisfechos y siempre queremos más. Además el no producir esta sustancia hace que se vea alterada la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, el estado de alerta, la motivación y la memoria.

5. Frituras

Estos alimentos destruyen de forma lenta las células nerviosas que se encuentran en el cerebro. Algunos de los aceites con los que los cocinan son muy peligrosos.

En el caso de los alimentos procesados se destacan entre ellos el consumo de salchichas, fiambres y otros embutidos, pues contienen productos químicos como colorantes, aditivos, saborizantes artificiales, y conservantes que pueden afectar el funcionamiento cognitivo causando hiperactividad, tanto en niños como en adultos.

6. Grasas Trans

Estas grasas afectan la calidad de la respuesta y los reflejos de tu cerebro. Si se consume durante demasiado tiempo pueden causar una especie de contracción cerebral, la que es similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta alteración se produce por el hecho de que estas grasas dañan lentamente las arterias.

Los ácidos grasos trans están presentes en la mayoría de los alimentos procesados como margarinas, galletas, papas fritas, snacks, helados, chocolates y productos de repostería en general. Asimismo, muchos de los aceites para freír utilizados en restaurantes y cadenas de comida rápida poseen un alto contenido de éstos.


7. Edulcorante artificial

Aunque ayudan mucho para lograr perder peso, no es bueno abusar de ellos, pues si se consume en grandes cantidades puede causar daño cerebral e interferir con la capacidad cognitiva.