/>

audios

Atentado con cochebomba cerca del Palacio Presidencial en Kabul deja 80 fallecidos
Fuente: Informador

KABUL, AFGANISTÁN .- Al menos 80 personas murieron y más de 300 resultaron heridos en un atentado con coche bomba perpetrado hoy en una zona de alta seguridad de Kabul cerca del Palacio Presidencial, donde se encuentran varias embajadas y edificios del Gobierno, según el último balance del ministerio de Salud Pública afgano.

El portavoz ministerial Ismail Kawusi confirmó a Efe que 80 personas han muerto y más de 300 han resultado heridas.

Otro representante de ese ministerio, Wahidullah Majroh, precisó previamente que hay 320 heridos por la explosión, que se produjo hacia las 8:25, hora local (3:55 GMT), en el Distrito Policial 10, cerca de la plaza Zanbaq en el área diplomática de la capital.

La explosión se produjo hacia las 8:25, hora local (3:55 GMT), en el Distrito Policial 10, cerca de la plaza Zanbaq en el área diplomática de la capital, informó en su cuenta oficial de Twitter el portavoz del Ministerio afgano de Interior, Najib Danish.

La potente detonación, que se escuchó en varias zonas de la ciudad, se produce en pleno mes de Ramadán, la época más sagrada del año para los musulmanes, en un área donde se encuentran varias embajadas como las de Turquía, Alemania o Irán.

El portavoz de la misión de la OTAN en Kabul, el capitán William k. Salvin, indicó en un mensaje en Twitter que el atentado se produjo en las cercanías de la Embajada de Alemania y en este momento están revisando la situación del personal de la Alianza.

Ningún grupo armado ha reivindicado todavía la autoría del atentado suicida.

El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, pidió la semana pasada a todos los grupos insurgentes que respetaran la celebración del mes sagrado y detuvieran sus acciones armadas.

Sin embargo, ya el pasado domingo los talibanes perpetraron un atentado con coche bomba en una parada de autobús en Khost (sureste) causando 13 muertos y 8 heridos, en su mayoría militares, en el primer día del Ramadán.

Los dos últimos ataques de envergadura con bomba en Kabul, el último de ellos a principios de mes y ocurridos también en el área diplomática, fueron reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El Ejecutivo afgano ha ido perdiendo terreno ante los talibanes y otros grupos insurgentes desde el final de la misión militar de la Alianza Atlántica y en este momento apenas controla un 57 % del país, según información de Washington.