/>

audios

Vehículos colapsan el superviaducto y barajan medidas para agilizar el paso.
Fuente: Última Hora

Según el MOPC, se debió a la mala sincronización del cruce semafórico ubicado en Aviadores del Chaco y Santísima Trinidad. Anuncian que en la zona se prohibirá el giro a la izquierda a fin de paliar el caos.

Lejos de los pronósticos que hablaban de fluidez total en el tráfico en la zona de Madame Lynch y Aviadores del Chaco a partir de la habilitación del superviaducto, el primer día laboral de la semana fue marcado por un embotellamiento vehicular en ese punto de la frontera municipal.

La larga cola de rodados y unidades del transporte público se extendió por varias cuadras sobre la Autopista, pasó sobre la estructura de hormigón armado e incluso llegó hasta la entrada de Tape Tuyá, ya en territorio luqueño.

El colapso sirvió para que técnicos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) responsabilicen a la Comuna capitalina de la situación. El ingeniero Octavio Gómez, director de Vialidad de la referida cartera de Estado, sostuvo que el atascamiento se debió a la mala sincronización del cruce semafórico ubicado en Aviadores del Chaco y Santísima Trinidad.

El profesional dejó entrever que el acceso por el superviaducto funcionó perfectamente, pero que la gran cantidad de máquinas quedaron atascadas en la mencionada intersección por el corto tiempo que tienen los semáforos para el paso de los autos.

RESPUESTA. El director general de Tránsito de la Municipalidad de Asunción, ingeniero Luis María Pereira, salió al paso de las declaraciones del funcionario ministerial, al indicar que en este caso la solución no es tan sencilla y no pasa solamente por ajustar los tiempos de los artefactos semafóricos.

Resaltó que una de las primeras medidas viales que serán adoptadas a más tardar para mañana será la prohibición del giro a la izquierda desde Aviadores del Chaco hacia Santísima Trinidad, con lo que se reducirá de tres a dos las fases del cruce semafórico de ese sitio. "Con eso se disminuirá un poco el tiempo de espera en el semáforo. Retirar el funcionamiento de los artefactos en esa intersección no corresponde, ya que lo único que haremos con eso es cargar de vehículos otros cruces", expresó.

Indicó que los automovilistas podrán doblar ya en la calle Overava, en la esquina de la Comisaría 10ª, para ir hasta Salvador del Mundo y salir finalmente a Santísima Trinidad o ir hasta la rotonda del superviaducto, retomar Aviadores y acceder a las transversales con giros a la derecha.

Sin embargo, Pereira apuntó que la salida definitiva al congestionamiento en esa zona asuncena pasa por ensanchar a tres carriles por sentido la avenida Aviadores, la cual ya está rebasada por la gran cantidad de rodados que pasan por ese sector de la ciudad.

Expresó que aún no existe estudio técnico sobre ese proyecto, pero que se trata de una obra extremadamente necesaria que debe ser encarada lo antes posible.

PELIGROSO. Por otra parte, el flujo automovilístico que baja del superviaducto con rumbo hacia el municipio de Luque se encuentra con un cruce bastante peligroso en el lugar conocido como Tape Tuyá.

En horas pico, miles de vehículos buscan salir desde el viejo camino que lleva a territorio luqueño hacia la Autopista para venir hacia la capital, pero se topan con dos obstáculos que deben superar. El primero de ellos es el de los rodados que bajan de la estructura de hormigón y el segundo las máquinas que vienen por la Autopista desde la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).

En este último caso, los autos que ya pasaron el primer escollo se trancan en el cruce del paseo central e impiden que aquellos que vienen por el superviaducto puedan seguir la marcha, lo que hace que el atascamiento también sea serio a tempranas horas de la mañana o muy entrada la noche.

Taxistas de la zona indicaron que solo la presencia de efectivos de la Caminera puede encauzar el tráfico en el sitio.