/>

audios

Cartes liderará mesa de diálogo convocada para analizar la crisis.
Fuente: La Nación

El presidente de la República, Horacio Cartes, aseguró que personalmente asistirá a la mesa de diálogo que convocó el domingo para dialogar con los representantes de la Cámara de Senadores, Roberto Acevedo; de la Cámara de Diputados, Hugo Velazquez, titulares de partidos con representación parlamentaria y la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP). "Personalmente recibiré a líderes políticos en la mesa de diálogo para anteponer Paraguay por sobre nuestras diferencias", expresó el mandatario ayer en su cuenta oficial de Twitter. El encuentro está previsto para mañana a las 9:00 en el Seminario Metropolitano.

La convocatoria del Ejecutivo es a fin de debatir la situación política del país en el marco del análisis posterior a los acontecimientos del viernes pasado, que incluyeron el incendio parcial del Congreso Nacional por una turba de manifestantes que derivó en el asesinato de un joven de extracción liberal a manos de la Policía Nacional.

El anuncio de Cartes a la búsqueda de diálogo se lo realizó el domingo, donde argumentó que los políticos están en deuda con la ciudadanía en la búsqueda de un consenso. "Los invito a abrirnos al verdadero diálogo con respeto a nuestra patria. Paraguay nos necesita trabajando juntos, con nuestros múltiples colores, aportando en esa mesa toda la sabiduría y tolerancia que nuestro pueblo merece", expresó el presidente cuando realizó el anuncio de la iniciativa.

La convocatoria es en respuesta al llamado del papa Francisco, durante el rezo del Ángelus en la Piazza Martiri, de la localidad italiana de Carpi, donde instó a buscar una solución pacífica ante los últimos hechos de violencia e indicó que reza por los paraguayos a raíz de lo ocurrido.

La invitación fue oficializada en la víspera señala que el motivo de la reunión se da a modo de crear un espacio de reflexión y buscando acuerdos de bien común, dentro del marco institucional y por encima de los intereses sectarios.

Acevedo condicionó la presencia del presidente de la República para participar de la reunión, lo que ahora está confirmada, mientras que políticos de la oposición condicionaron el retiro del proyecto de enmienda constitucional de la Cámara de Senadores para participar.