/>

audios

Escuelas recibieron a sus alumnos bajo árboles ante las aulas en riesgo.
Fuente: Última Hora

Como cada año, se confirmó el estado de abandono de las instituciones educativas del sector público, pese a los 9 meses de emergencia educativa. Iniciaron las clases 1.400.000 estudiantes en todo el país.
Rodeada de asentamientos, ingresando por un estrecho camino de tierra en medio de pastizales y algunas casas, se encuentra la escuela San Isidro de la zona de Montaña Alta, en la ciudad de Limpio.

Allí, todo un grupo de 40 jóvenes del noveno grado iniciaron las clases ayer bajo un frondoso árbol de mango. Es que su aula se encuentra en riesgo de derrumbe.

Los jóvenes, que culminan este año el tercer ciclo y serán secundarios el próximo período lectivo, se mostraron entusiasmados a pesar de la brutal realidad que afrontan.

Unos 20 niños del Preescolar dieron clases en un estrecho pasillo, también por el peligro de que se desplome el aula del nivel Inicial.

Las mesas, sillas y pupitres en mal estado fueron igualmente la imagen del día.

Ganas. "Tenemos ganas de estudiar para salir adelante, es nuestro último año en esta escuela y estar bajo el árbol no nos va a parar", aseguró Micaela Benítez, mejor alumna del tercer ciclo. Se niegan a esperar acciones de parte de las autoridades para resolver el drama edilicio.

"Vamos a organizar polladas, hamburgueseadas, todo lo que genere recursos para reparar el salón y las sillas", indicó la alumna Cassandra Garay.

Irónicamente, la única respuesta que recibieron de parte del intendente colorado Carlos Palacios es la provisión de pollos para las comilonas, según contaron los docentes.

Al otro lado del Departamento Central, otra sección de estudiantes y docentes de la escuela San Pedro Apóstol, de Ypané, se refugiaron bajo árboles, por la escasez de espacio en el local educativo.

Emergencia. Las clases arrancaron para 1.400.000 escolares con 3.900 escuelas en estado crítico en el país. Oficialmente funcionan unos 7.500 establecimientos de enseñanza en el sector público.

En total 91 colegios, entre ellos San Isidro de Limpio, tienen el rango de alerta máxima de acuerdo a datos proveídos por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

De las 3.900 son 2.581 las que necesitan refacciones de carácter urgente. Otras 522 tienen el semáforo amarillo o verde, en alertas media y baja.

El ministro de Educación, Enrique Riera, aseguró que "de la galera" consiguieron G. 1.400 millones de recursos para los 91 establecimientos en rojo, pero estos recursos aún no llegaron.

Mientras, cientos de niños y jóvenes deberán aprender lecciones en patios, debajo de árboles, salas móviles o toldos. Otros chicos, asistirán a 39 capillas en distintos puntos del territorio nacional.