/>

audios

Admiten que bonos son para bicicletear la deuda.
Fuente: ABC Color

Si no se logra un consenso político para la emisión de bonos soberanos, esto podría representar en el futuro un riesgo para la economía, incluso de default, se admitió ayer en el Banco Central del Paraguay (BCP), al hacerse referencia a esta disputa entre el Ejecutivo y el Congreso.

Los técnicos del BCP William Bejarano, jefe de Programación Macroeconómica; Bernardo Rojas, director de Estadísticas Macroeconómicas, y Julio C. Lucero, analista de Programación Macroeconómica, presentaron ayer los resultados de la encuesta Expectativas de Variables Económicas (EVE) del presente mes, realizada entre agentes económicos.

Considerando las cifras estables en las variables económicas esperadas por dichos agentes (bancos, calificadoras de riesgo, analistas, universidad, etc.), se les consultó a los técnicos si el escenario político actual de enfrentamiento entre el Legislativo y el Ejecutivo no generaría consecuencias negativas para la economía.

La respuesta fue que, en general, las diferencias políticas no afectan la situación económica de los países y que Paraguay no es la excepción. En este contexto, pusieron de ejemplo la caída de la Bolsa en EE.UU. tras la victoria de Donald Trump, que duró solo horas y luego se normalizó.

Cuando se les insistió sobre la emisión de bonos, en particular la que prepara el Gobierno, le tocó responder a Bejarano, quien reconoció que sí podría haber un perjuicio para la imagen país si no hay un acuerdo respecto a la ejecución de estos bonos para el presente ejercicio. “Más adelante, si los poderes del Estado no se ponen de acuerdo en ese tema, entonces sí la política va a afectar la economía, pues (sin los bonos para pagar los servicios de la deuda) se entraría en default”, advirtió el técnico del BCP, y respondió afirmativamente cuando se le preguntó si lo recaudado con los bonos servirá entonces para “bicicletear” la deuda.

El Ministerio de Hacienda planea colocar el próximo mes en el mercado internacional US$ 550 millones de bonos soberanos, la mayor parte de estos recursos a ser captados es para “bicicletear” la deuda que vence en el año (pagar deudas viejas con deudas nuevas).

La emisión bajo la ley de presupuesto 2016, que sigue vigente este año tras el veto aplicado por el Ejecutivo al proyecto de ley 2017 aprobado por el Congreso, será ilegal de acuerdo a la advertencia realizada por los senadores de la oposición y la disidencia del Partido Colorado, quienes sostienen que el Ejecutivo debe presentar al Parlamento un nuevo proyecto de ley de emisión de bonos.

El Ejecutivo, apoyado por senadores y diputados colorados oficialistas, sostienen sin embargo que el presupuesto 2016 rige plenamente y esto implica que se puede emitir los bonos sin ningún problema legal.

A esta discusión se asocia igualmente la intención del presidente de la República, Horacio Cartes, de ser habilitado para una reelección vía enmienda de la Constitución, considerado ilegal e inconstitucional, lo que genera aún más crispación en el ambiente político.

Hacienda dice que es legal

El Ministerio de Hacienda emitió ayer un comunicado en el cual manifiesta que la emisión de bonos cuenta con respaldo legal, que los fondos a ser obtenidos de esta colocación serán destinados a inversión pública y pago de los vencimientos de deuda. La cartera fiscal asegura que “continuará honrando los compromisos contraídos, conforme a su tradición de país estable, serio y cumplidor de sus obligaciones”. El comunicado indica que los títulos de deuda pública, constituidos por las Letras y los Bonos del Tesoro Público, son emitidos previa autorización por la Ley del Presupuesto General de la Nación, conforme claramente lo establece el Artículo 11 de la Ley 5097 aprobada por el Congreso Nacional en el año 2013.