/>

audios

Caso complot contra Horacio Cartes.
Fuente: ABC Color

Óscar Germán Latorre, abogado de Luis Canillas, quien denunció un presunto complot para matar al presidente Cartes por parte de senadores disidentes, minimizó las contradicciones dentro del montaje que fabricó el oficialismo dentro del caso.

La denuncia de presunto complot para atentar contra Horacio Cartes va perdiendo fuerza cada vez más a raíz de las enormes contradicciones en que caen los oficialistas a la hora de explicar cómo accedieron a la información de una conversación vía WhatsApp dentro de un grupo de disidentes. Esto fue presentado en la fiscalía por Luis Canillas, asesor jurídico de Yacyretá y un fuerte aliado de Horacio Cartes.

Ayer se conoció que el celular en que se habla de un supuesto intento de magnicidio es del hermano del apoderado de ANR Eduardo González Báez, el mismo que denunció a Lugo por campaña engañosa y el mismo que dijo que una funcionaria del TSJE cargó planillas adulteradas. Esto fue ocultado por los denunciantes supuestamente por “cuestiones de seguridad”.

“Yo no sabía de ese detalle, pero se trata de una cuestión absolutamente irrelevante (...) Lo que a mí me han dicho es que es contenido es absolutamente auténtico. Tenemos que esperar el resultado de la pericia”, dijo al respecto Óscar Germán Latorre, abogado de Canillas y exfiscal general del Estado.

Latorre minimizó lo que a todas luces apunta a un caso de espionaje y montaje contra los que se oponen a la enmienda para lograr la reelección, una cuestión que viola la Constitución Nacional. “El contenido de la prueba está allí, en el celular. Esos son detalles circunstanciales, irrelevantes. Nada tienen que ver con el hecho en sí”, apuntó el abogado.

El ex fiscal general insistió que todos los detalles que no se centren en la denuncia de presunto intento de magnicidio son “irrelevantes”.