/>

audios

Intendente admite la falta de previsión en fiestas callejeras de San Bernardino.
Fuente: Última Hora

El jefe municipal de la villa veraniega, Luis Aguilar, afirmó que "la ciudad no está preparada" para recibir a tanta gente. Aseguró que es necesario que la Fiscalía y la Policía Nacional aumenten los controles.
El fin de semana pasado, miles de turistas llegaron hasta la ciudad del lago en sus vehículos con enormes parlantes y música a todo volumen; menores consumieron bebidas alcohólicas y se apoderaron de las calles hasta la madrugada del domingo, causando molestias a los habitantes.

El intendente local, Luis Aguilar, admitió la falta de previsión en los controles y la atención de entre 70.000 a 80.000 visitantes –según registros municipales–, que llegaron hasta San Bernardino entre el sábado a la noche hasta la mañana de domingo. "No estábamos en absoluto previendo que esto iba a tener la repercusión que se generó. El aumento de visitantes no pudimos prever", apuntó.

Según el cálculo de la Municipalidad llegaron 80.000 personas, con lo que los foráneos superaron siete veces a la población de San Bernardino solo durante el fin de semana que pasó.

Recién tras la experiencia vivida días atrás y la publicación de ÚH, el titular de la Comuna aseguró que redoblarán esfuerzos en materia de seguridad y control.

Multas. Para Aguilar, una manera de aumentar los controles es imponiendo multas a quienes no cumplan con las normativas ambientales o de tránsito que puedan ser verificadas por la Municipalidad.

"Ahora multamos a los menores que manejan sus cuaciclones con un jornal. Llamamos al padre y solo así retira el vehículo", aseguró.

Para el próximo fin de semana tendrán inspectores que controlarán el consumo de bebidas o el inicio de fogatas en las playas públicas.

Todos recibirán multas administrativas aseguró. "Pero no podemos hacer el trabajo de la Fiscalía y la Policía de controlar los ruidos molestos o el consumo de bebidas en la vía pública", aclaró.

Sobre el punto, el comisario de Cordillera, Jorge López, indicó que "el problema se registra frente a las discotecas, al término de las fiestas". Dijo que para este fin de semana se prevén más refuerzos de personal de las comisarías del Departamento Central.