/>

audios

Una fe que se expande y se comparte.
Fuente: María Clotilde Ríos

Somos parte de una nación que nunca ha perdido su fe, que nunca se ha rendido antes de perder la última gota de sangre. Somos un pueblo que encomienda sus pasos a la Madre de Jesús, María la Virgen de Caacupé.

En diversos hogares se conmemoraba ayer con la celebración de la palabra y el rezo del santo rosario la Solemnidad de la Virgen María, y posteriormente se compartían refrigerios ofrecidos por los dueños de casa.