/>

audios

Samsung invierte en la industria automotriz.
Fuente: CNN en Español

(CNNMoney) - Samsung está invirtiendo 8.000 millones de dólares en tratar de ganar una ventaja sobre otras grandes empresas de tecnología que se están apilando en la industria automotriz.

El gigante de la electrónica de Corea del Sur dijo este lunes que adquiriría Harman International Industries, una firma estadounidense que se dedica a crear sistemas de entretenimiento y seguridad para autos.

Los gigantes de la tecnología han estado sembrando dinero en la industria automotriz: Apple está trabajando en un proyecto automotriz secreto y Google está desarrollando vehículos sin conductor. El mes pasado, el creador de chips Qualcomm invirtió 39.000 millones de dólares en NXP Semiconductors, el jugador principal de los chips de computadoras automotrices. Fue el segundo acuerdo más grande de la empresa tecnología.

Samsung espera que el mercado de electrónicos automotriz valga más de 100.000 millones para 2025.

A finales del año pasado, la empresa estableció su propio negocio de componentes de autos para trabajar en los autos sin conductor y entretenimiento. Pero la adquisición de Harman lo convierte en un jugador principal: más de 30 millones de vehículos usan la tecnología de la empresa estadounidense.

Samsung ofrece 112 dólares en efectivo por cada acción de Harman, 28% más que su precio de cierre del viernes.

Adentrarse a la industria automotriz le da a Samsung un nuevo alcance de crecimiento en un momento en que su negocio de smartphones se enfrenta a una serie de retos.

Después de elevarse rápidamente por años, se espera que los envíos globales de smartphones aumenten solo un 1,6% en el 2016 y de hecho estarán en declive en mercados desarrollados como Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con las proyecciones de IDC. Eso es en comparación con el crecimiento del 10,4% del año pasado.

Samsung, el mayor fabricante de smartphones del mundo, también lucha contra sus dificultades tras el desastre que involucra a su teléfono Galaxy Note7. La empresa decidió terminar con el Note 7 el mes pasado tras repetidas quejas sobre explosiones de los dispositivos, lo cual representó un gran golpe a sus ganancias y reputación.