/>

audios

Paro estudiantil en la UNA ya lleva 100 días.
Fuente: ABC Color

Se cumplieron el fin de semana 100 días de inactividad en la Facultad de Ingeniería de la UNA (FIUNA) a causa del paro resuelto por el Centro de Estudiantes, que no acepta y exige la renuncia al decano, Ing. Éver Romildo Cabrera, por presuntos hechos de corrupción. Tanto los alumnos como sus padres criticaron la actuación del Consejo Superior Universitario y del Rectorado de la UNA, que en un centenar de días no han podido resolver la crisis.

El 5 de agosto último se decidió hacer el paro estudiantil en la Asamblea Extraordinaria del Centro de Estudiantes, con la participación de unos 1.500 alumnos, de los cuales 897 votaron a favor de la medida de fuerza y 133 en contra.

Los estudiantes fundamentan su posición en que el ingeniero Éver Romildo Cabrera, por estatuto, no reúne las condiciones básicas para ser decano, ya que carece de “honorabilidad” (requisito indispensable) al tener tres procesos abiertos ante la justicia por presuntos hechos de corrupción.

Asimismo, tienen serios cuestionamientos en la forma en que Cabrera fue elegido decano, aparentemente con el apoyo de poderes políticos fieles al exdecano, el ingeniero Isacio Vallejos (sacado por numerosas irregularidades de la FIUNA luego del #UNANOTECALLES).

“El nombramiento de Cabrera como decano tiene el objetivo claro de dar continuidad a los negociados de administraciones anteriores”, sostienen los dirigentes estudiantiles, quienes aseguran que el paro de actividades no será suspendido hasta que el decano renuncie o sea sacado del cargo.

Por su parte, Cabrera se defiende afirmando que dicha protesta obedece a una “dictadura estudiantil”, sin fundamentar mucho su postura y en contrasentido a varias medidas que él mismo implementó tratando de amedrentar a los alumnos, como la demanda a los dirigentes estudiantiles.

Severas críticas

Tanto los estudiantes como sus padres que apoyan plenamente la medida de fuerza, criticaron duramente también al Consejo Superior Universitario y al mismo rector actual de la UNA, Abel Bernal, de que no han sido capaces de solucionar la crisis en la FIUNA a más de tres meses de inactividad.

Según los dirigentes estudiantiles, los alumnos de Ingeniería de la UNA prácticamente tienen perdido el año a causa de esta crisis y los aproximadamente 100 alumnos que cada año salen de esta casa de estudios no podrán egresar en 2016.

Negociados

Se especula que Cabrera fue puesto en el cargo de decano de la FIUNA para administrar millonarios contratos de la Facultad tanto con el Estado paraguayo como con el sector privado, como así también para tener el poder sobre nombramientos y salarios dentro de la institución.

Un detalle no menor es que Éver Cabrera, al igual que su antecesor, Isacio Vallejos, tiene dentro de la facultad a una larga lista de parientes y amigos como sus hermanos Osvaldo Federico, Óscar Augusto y Yanet María Erika Cabrera Herebia y a su esposa Alba Elizabeth Almada de Cabrera, entre otros.

Definen intervención de la casa de estudios

El Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional decide hoy si se interviene o no la Facultad de Ingeniería. La reunión será a partir de las 8:30 en el Rectorado, ubicado sobre la avenida España de Asunción.

Las autoridades dilataron al máximo tratar este tema y recién tras cien días de pérdida de clases, debido al paro estudiantil, tomarán una determinación.

Los estudiantes de Ingeniería exigen la renuncia del decano de su facultad, Éver Cabrera, por supuesta mala administración y corrupción. La cuestionada autoridad universitaria criticó por su parte la postura radical de los alumnos de se niegan a dialogar.

“Porque no trabajamos juntos y vemos los supuestos actos de corrupción y se denuncia. Que se vea caso por caso. Y si alguien tiene la culpa de algún acto irregular que pague. Pero ellos bloquean todas las oficinas para que no continúen las investigaciones. Es muy fácil estar radicalizado y solo pedir la renuncia de alguien sin aportar la solución”, dijo.