/>

audios

No hay presupuesto para la recuperación del Pilcomayo.
Fuente: ABC Color

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones no tiene un solo guaraní destinado para la recuperación del Pilcomayo. La Comisión Nacional carece de presupuesto y el dinero para financiar las obras actuales corresponden al año pasado. El fondo disponible permitirá la limpieza de apenas 50 kilómetros de 400 que requieren rehabilitación. Ni siquiera puntos críticos serán tratados.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) no tiene previsto gastar un solo guaraní en recuperar el Pilcomayo.

El presupuesto de este año no incluyó ninguna asignación para la Comisión Nacional del Pilcomayo.

En este momento se está trabajando en la apertura de una nueva embocadura para nuestro canal, así como en la limpieza del canal artificial que dirige las aguas hasta la cañada La Madrid.

Entre la embocadura y la cabecera de La Madrid existen 65 kilómetros aproximadamente; para unir ambos puntos se requiere limpieza con maquinaria.

Los trabajos actuales, tanto en la embocadura como en la limpieza del canal artificial, se financian con dinero del ejercicio 2015.

La plata del año pasado, unos 4 millones de dólares aproximadamente, es todo el fondo disponible para la comisión del Pilcomayo.

Ese dinero servirá para contar con una nueva embocadura y 50 kilómetros de canal artificial rehabilitado.

Este año nada de dinero

El MOPC debió prever el año pasado las partidas presupuestarias para el año en curso; si ahora se tiene disponibilidad de fondos es porque no se llegó a utilizar todo el dinero previsto para el 2015.

La falta de rubros para la Comisión Nacional del Pilcomayo se convierte en un grave problema: tendremos una embocadura nueva, un canal artificial rehabilitado en un tramo de 50 kilómetros pero no se tendrá la conexión con la cañada La Madrid.

Al no existir esta unión entre ambos extremos, cuando llegue la temporada de crecidas (en un par de meses) las aguas no tendrán un conducto por donde escurrirse.

Esto quiere decir que buscará en forma natural los sitios más bajos, pero fuera de un cauce que lo pueda conducir al interior del Chaco paraguayo.

Las consecuencias serán daños en las unidades productivas por inundaciones no previstas y destrucción de bienes con el riesgo de mortandad de ganado.

En el Ministerio de Hacienda no supieron explicar por qué no se pidió fondos para el Pilcomayo.

En la Comisión Nacional indicaron que el director, Ing. Óscar Salazar, se encontraba de reunión y no pudimos tener una versión al respecto.

Disputa por el agua

El negro panorama que se tiene nuevamente para el Pilcomayo es motivo de ásperas discusiones entre productores agropecuarios.

Los que viven aguas arriba de la localidad de Margariño reclaman que se complete la limpieza de La Madrid mientras que aquellos situados en las cercanías de Gral. Díaz exigen que se abra la embocadura y que entre el río como sea.

La Comisión Nacional no tiene fondos ni siquiera para limpiar puntos críticos de La Madrid, que están cubiertos por sedimentos.