/>

audios

Intervención en nosocomio de San Pedro por supuestas irregularidades.
Fuente: ABC Color

El Ministerio de Salud resolvió ayer la intervención del Hospital Regional de San Pedro de Ycuamandyyú ante las denuncias realizadas por funcionarios de la institución. El director general de Servicios y Redes de la cartera, Dr. Raúl Latorre, expresó que todas las denuncias serán investigadas durante la medida administrativa.

El doctor Raúl Latorre comentó que la directora del hospital regional de San Pedro de Ycuamandyyú, Dra. Mónica Sosa, informó que existen irregularidades por parte del personal. Por otro lado, un grupo de funcionarios de la institución solicitó la renuncia o destitución de la directora.

Estos sectores antagónicos hicieron denuncias mutuas de supuestas irregularidades, por lo que la cartera sanitaria procederá al análisis de cada una. “Las presuntas anomalías son el incumplimiento de cargas horarias, así como el cobro indebido de honorarios en ciertos procedimientos”, dijo Latorre.

Agregó que un equipo llegó al hospital regional por indicación expresa del ministro Antonio Barrios para recabar los datos.

“Hubo una manifestación de 25 personas aproximadamente. Entramos sin inconvenientes, nos reunimos con las autoridades locales y un grupo de funcionarios del hospital regional quienes plantearon sus denuncias y solicitaron la renuncia de la directora Mónica Sosa. Pedimos unas 48 horas para cotejar informaciones. Así quedamos”, explicó en referencia al incidente ocurrido el lunes hasta altas horas de la noche.

Terminada la reunión entre las partes, otro grupo de manifestantes se encontraba bloqueando la salida del nosocomio, liderados por una persona identificada como Blas Panza, quien aseguró que si la Dra. Sosa no renunciaba, él (Panza) no se hacía responsable y que “el pueblo de San Pedro iba a tomar represalias”.

Latorre dijo que varias personas, que no tienen nada que ver con la institución, llegaron hasta el hospital, como es el caso del Dr. Huber Pérez, quien debía estar de guardia en Santa Rosa del Aguaray.

“Ante este ambiente se produjo una gresca entre policías y manifestantes. En esta situación hubo un atropello a la institución que no se puede permitir. La toma de un hospital. Hay pacientes que se tienen que atender y tenemos que garantizar el normal funcionamiento a las personas que necesitan ser atendidas”, expresó Latorre.

El funcionario aseguró que habrá un proceso de intervención donde serán investigadas todas las denuncias sobre incumplimiento de carga horaria, entre otras situaciones, y que además existe una denuncia que obra en poder de la fiscalía en contra de las personas que ocasionaron los desmanes dentro de la institución.

Hasta el cierre de nuestra edición los médicos continuaban movilizados. Aseguraron no haber sido notificados de la intervención.