/>

audios

Estamos en la década de la Eficiencia.
Fuente: Notiguaira



Según analistas económicos, la riqueza real de un país no radica en el potencial que tenga en cuanto a los recursos naturales o recursos de producción, sino en  la calidad de su gente. Un nivel educativo promedio más alto hace que los habitantes de un país sean personas más creativas, productivas y emprendedoras; siendo esto lo que construye el PIB. El PIB de un país, es la medida que se utiliza para medir la economía, es la suma del PIB Individual de cada uno de los habitantes. Es por ello que el camino del progreso es la educación.

La economía se divide en dos etapas. La primera etapa es la economía impulsada por  Factores, según ésta, el crecimiento económico se explica con una mayor explotación de Factores. Sin embargo, actualmente, nos encontramos en la segunda etapa,  que explica que el crecimiento económico son las Ganancias de Eficiencia, producir más pero a partir de una mayor eficiencia. La principal característica de esta etapa, es que todas las empresas y microempresas se encuentran enfocadas en mejorar su eficiencia. Esta etapa de la economía es inclusiva, es decir, genera mucha demanda de mano de obra calificada o  profesionales universitarios. Al mismo tiempo, es muy excluyente, pues excluye a quienes no poseen conocimientos para insertarse y ser protagonistas del cambio y el progreso. Es por ello que el gran actor incluyente en la economía de la eficiencia es la Universidad.