/>

audios

Sol de América vence a Sport Huancayo de Perú 1 a 0.
Fuente: La Nación

Villa Elisa. Esta vez cumplió ante su gente, aunque a medias. Sol de América le perdonó la vida a un flojo Sport Huancayo, triunfó por 1-0, que tiene su pro y su contra.

Tuvo la virtud de ganar sin recibir gol en casa, pero no aprovechó la pasividad del equipo peruano, que vino con el libreto memorizado de no perder.

Sol de América le dio la bienvenida al equipo peruano con una presión asfixiante, imposible de zafar. Además de los tres puntas, dos volantes azules más salieron a buscar desesperadamente recuperar cualquier balón perdido.

El equipo de Sanguinetti confundió un tanto la intensidad y actitud con la ansiedad, que si no era por el gol tempranero, se transformaba en desesperación.

El Danzarín careció de espacios en el medio y Sosa no pudo hacer su habitual show de pases. Las sorpresas la generaban los otros volantes como Paredes y Duré. Arriba, con “Pinti” bien cuidado, el peso ofensivo recayó sobre el chileno Díaz, de un despliegue extraordinario.

Tercer punta al tener el balón y un quinto mediocampista a la hora de perder el esférico. El juvenil Yonathan Samaniego estuvo flojito y predecible, pero poco importó eso, porque fue el protagonista del primer grito eufórico en Villa Elisa.

Apenas a los 7’, Samaniego recibió un balón a unos metros del área y tras un doble amague en diagonal, dejó en el piso a dos peruanos para sacar un zurdazo desviado que cayó sorpresivamente sobre el portero Pintos.

El equipo paraguayo tuvo otra clara, pero el travesaño le negó a Díaz.

Huancayo fue muy mediocre en su propuesta. Se dedicó a esperar y cuando tuvo el balón, nunca se atrevió a avanzar más de la cuenta. Toques pasivos en el medio, que en muchos fragmentos del juego hizo su efecto: apagar las ganas de Sol. El cuadro peruano no tuvo ni una sola llegada de riesgo en Villa Elisa, pero anuncian ser bravos en la altura de Perú.