/>

audios

Padre del joven baleado por policías dice que su hijo fue ejecutado.
Fuente: Hoy

Asunción. Richard Ramón Pereira Ramírez (25) recibió un disparo en la nuca, que lo dejó parapléjico. Los responsables serían el comisario principal Jorge Ignacio Zárate Barreto y el suboficial primero Jhonie Orihuela, ambos de la comisaría 4ª metropolitana. El padre del joven exige justicia. "Le ejecutaron estos delincuentes", expresó.

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer, cuando Richard Ramón volvía a su casa por la avenida Quinta en su automóvil Peugeot 204, color bordo, sin chapa. En ese ínterin es perseguido por el móvil 45 (M-45), a cargo de Zárate y Orihuela.

Tras una persecución el joven detuvo la marcha y descendió del rodado con las manos arriba. De acuerdo con el padre, Richard Pereira (45), el suboficial primero pone de rodillas a su hijo y le dispara en la nuca. Todo esto ocurrió ante la atenta mirada del comisario.

La bala se alojó en la columna, que dejará al muchacho de 25 años paralítico. Los médicos tratantes dijeron que tiene solo 1% de posibilidad que vuelva a caminar. Ya despertó pero aun no sabe que se quedará en silla de ruedas. En el hospital de Traumas le darán apoyo psicológico, antes de decirle que quedará parapléjico.

“Le ejecutaron estos delincuentes. Lo más triste es que mi hijo queda condenado a una silla de ruedas de por vida, pero aun peor es que traten de ensuciarle, él no fuma, no toma y menos se droga, solo trabaja como técnico de celulares”, refirió el padre a la 650 AM.

Para Pereira, su hijo fue víctima de “gatillo fácil”. Refirió que los uniformados plantaron evidencias (marihuana y armas) en el auto y hasta rompieron el parabrisas trasero. Incluso sostuvo que volvieron al sitio de la agresión para limpiar la sangre y levantar el casquillo de la bala. “Gracias a Dios hay videos de circuito cerrado y ahí se ve todo lo que hicieron los policías”, sentenció.

NO APAÑARÁ NEGLIGENCIA

El jefe del área metropolitana de la Policía Nacional, comisario Tomás Cristaldo, aseguró que no apañará la negligencia en los operativos policiales. Añadió que el caso de Pereira ya está en manos de la Fiscalía. Confirmó que la víctima no tiene antecedentes penales.

En comunicación con la 780 AM manifestó que tanto el comisario Jorge Zárate como el suboficial primero Jhonie Orihuela fueron separados de sus cargos y que paralelamente a la investigación del Ministerio Público están en la mira de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

RELATOS DIFERENTES

La fiscal Pamela Pérez conversó con el joven baleado, quien le comentó que al ser alcanzado por los policías se tiró en el piso y posteriormente sintió algo caliente en la nuca. Además le aseguró, según comentó la fiscal a la 650 AM, que no tenía un arma de fuego ni consume marihuana.

La investigadora refirió que se le practicará un examen de toxicología al afectado, para determinar en qué situación se encuentra. Dijo que también fue sometido a la prueba de parafina, para saber si disparó un arma de fuego tal como reportaron los intervinientes en el acta de procedimiento.

“Según el informe policial el joven tenía un arma y trata de reaccionar, por eso los policías responden con un disparo. Pero Richard dice que no estaba armado. Nuestra tarea es tratar de aclarar todo y saber realmente qué fue lo que ocurrió con las pericias que haremos”, apuntó.

Afirmó que si hubo mal procedimiento por parte de los policías, se tomarán las medidas correspondientes. Pérez declaró que el video de circuito cerrado de una vivienda es clave para esclarecer el caso. La cámara captó lo que sucedió con Richard y los dos policías.