/>

audios

Bajó 80 kilos y contrajo matrimonio con su Personal Trainer.
Fuente: Ahora Noticias

Suecia. Sara Magnusson Backström, una ciudadana sueca de 37 años, es el fiel reflejo de que, pese a la adversidad, los objetivos sí pueden alcanzarse siempre y cuando se luche por ello. La mujer padeció obesidad mórbida durante su juventud, pero logró bajar más de 80 kilos y contrajo matrimonio con su personal trainer.

A los 19 años Sara tuvo su primer hijo, y tras dar a luz comenzó a obsesionarse por la comida rápida. Debido a sus malos hábitos alimenticios llegó a pesar más de 140 kilos, hasta que una incómoda situación la hizo cambiar su estilo de vida.

"Con mi novio, de la época, fuimos a comprar sillones para el jardín. Me senté en una silla y la quebré. Fue realmente humillante, estaba devastada. En ese momento decidí que tenía que hacer algo por mi peso", expresó la mujer.

Fue así como ingresó a un gimnasio y contrató los servicios de un personal trainer. Cambió la chatarra por comida saludable y entrenó tres veces por semana hasta eliminar más de 80 kilos de grasa y llegar a los 63 de peso.

Su cuerpo obeso se transformó en una esculpida figura, con la que logró conquistar a Fredrik Magnusson, su entrenador y ambos comenzaron una relación.

Tras más de un año de relación se casaron y hoy mantienen un feliz matrimonio, mientras siguen sus estrictos entrenamientos.

Sara cambió sus objetivos y ahora entrena seis veces a la semana para convertise en una mujer "con músculos más fuertes".