/>

audios

Secuestrados escaparon de sus captores, sin pago de rescate.
Fuente: La Nación

Horqueta Dpto. Concepción. El ganadero Rómulo Rojas y el peón Modesto Alfonso, secuestrados el miércoles por un grupo de al menos 4 personas, recuperaron su libertad ayer en horas de la tarde en la zona de la estancia Agüerito, Horqueta, departamento de Concepción.

Anoche, durante una conferencia de prensa convocada por los fiscales Carlomagno Alvarenga y Joel Cazal en representación del Ministerio Público, los mismos señalaron que las víctimas escaparon de sus captores y confirmaron que el monto pedido por los secuestradores como rescate fue de G. 750 millones, y remarcaron que la familia no pagó dicha suma.

En tanto, el comisario Gerardo Fleitas destacó la labor conjunta entre los organismos de seguridad y señaló que los raptores se vieron “acorralados” por las incursiones de las FTC. Añadió que los delincuentes huyeron al percatarse de los vuelos cercanos de las aeronaves de las fuerzas militares.

En cuanto a la situación de los secuestrados, el uniformado sostuvo que ambos

fueron maniatados por un árbol. Pasaron toda la noche en ese sitio y que pudieron sacarse las ataduras y fugarse del lugar, no es que fueron liberados de sus secuestradores.

Tanto Rojas como el capataz habían sido, supuestamente, objeto de una trampa, ya que el ganadero recibió la llamada de un desconocido quien le habló de un problema que sucedía dentro de su estancia Santa Catalina, por lo que inmediatamente fueron hasta el lugar indicado. Una vez en el sitio habrían sido llevados a la fuerza por los desconocidos, quienes supuestamente los obligaron a abordar una camioneta.

Representantes de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) descartaron que los captores fueran miembros el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Según informaciones proporcionadas por los familiares, ambas personas se encuentran en buen estado de salud.

Tras la denuncia, miembros de las FTC, Ministerio Público y de la Unidad Antisecuestro se trasladaron al lugar y constataron el hecho, comenzando de esta manera la investigación. Varios rumores comenzaron a surgir, entre ellos lo declarado por el ministro del Interior, Francisco de Vargas, a la 970 AM, quien ponía en duda el papel del capataz Modesto Alfonso dentro del secuestro.

Afirmó que varios testigos habían caído en contradicciones al momento de contar cómo sucedió el hecho y no pudieron detallar si Alfonso los acompañó de forma voluntaria o si también había sido forzado. Además, corrieron versiones de que los secuestradores ya se instalaron en la estancia el martes pasado, pero recién un día después pusieron en práctica el plan. Estas y muchas otras hipótesis seguirán siendo investigadas por el fiscal de la causa, Carlomagno Alvarenga.