/>

audios

Sonda Juno de la NASA entra en la órbita de Júpiter tras 5 años de viaje.
Fuente: Ahora Noticias

EEUU. La sonda Juno de la NASA, logró entrar este martes a la órbita de Júpiter para intentar dar nuevas pistas sobre el origen del planeta y de nuestro sistema solar. La misión fue lanzada en 2011 y es la que ha logrado estar más cerca de Júpiter.

"Hay una emoción extraordinaria en el equipo científico con la llegada a Júpiter (...) que ofrece vistas espectaculares a esa distancia", dijo a la prensa el responsable científico de la misión, Scott Bolton, del Southwest Research Institute en San Antonio.

Por su gran tamaño y composición, se considera a este planeta como el primero que se formó en torno al sol. Al saber más sobre Júpiter los científicos esperan comprender mejor los procesos y condiciones en que se formó el sistema solar y cómo se generan los sistemas planetarios en torno a otras estrellas.

El diámetro de Júpiter es once veces el de la tierra, su masa es 300 veces mayor y es el "entorno más peligroso y hostil del sistema solar aparte del sol", según explicó a Spaceflightnow, Rick Nybakken, director de ingeniería de la misión. Está compuesto sobre todo en base a hidrógeno y helio, como el Sol. 

Juno es una sonda de 9 metros que debe su nombre a la esposa del dios Júpiter en la mitología romana. Será la primera en llegar tan cerca del planeta más grande de nuestro sistema. Otras misiones se habían acercado a Júpiter, en especial la sonda Galileo que alcanzó su atmósfera en 1995. Sin embargo, Juno será la que más se acerque: estará a cerca de 4 mil kilómetros de sus nubes y hasta febrero de 2018 completará 37 órbitas de polo a polo. 

“Nos vamos a meter en el planeta con los niveles de radiación más terroríficos del Sistema Solar”, señaló a diferentes medios la investigadora Heidi Beck, integrante del equipo a cargo de la misión.

¿NÚCLEO SÓLIDO?

Entre los objetivos que busca cumplir la NASA, está determinar el agua presente en la atmósfera de Júpiter, lo que podría resolver la duda sobre qué teoría de formación planetaria es correcta. Pero la principal interrogante en torno a este gigante y lejano planeta es si posee núcleo sólido y cuáles son sus niveles de oxígeno y agua.

Dentro de los avances con que cuenta esta misión está el hecho de que la sonda se alimenta de energía solar, por lo que tiene autonomía para llegar hasta el destino previsto, haciendo innecesario el uso de energía nuclear, como en casos anteriores.

En 2018, año en que se tiene previsto el fin de la misión, Juno se incendiará en la atmosfera de Júpiter para así evitar su impacto con uno de los satélites del planeta, denominado Europa, el cual contiene agua.