/>

audios

Voluntarios se alistan para viajar al Chaco a salvar animales por la falta de agua.
Fuente: Hoy

Asunción. La crisis ecológica por la que atraviesa la región chaqueña despertó la indignación de la ciudadanía, que decidió poner manos a la obra para salvar la mayor cantidad posible de animales de la sequía, en una expedición que arrancará este fin de semana.

Biólogos, veterinarios y alumnos de veterinaria, ingenieros ambientales, rescatistas de animales silvestres, profesores de ciencias naturales, bomberos, ciudadanos particulares y fanáticos del 4x4 acudirán al llamado desesperado para auxiliar a los animales que se están extinguiendo en el Chaco a causa de la sequía.

Hasta el momento se confirmó que 32 camionetas integradas por unos 5 voluntarios por grupo acudirán a la expedición al Chaco paraguayo, con la intención de trasladar a los animales a un hábitat con agua, a modo de evitar que pierdan la vida a causa de la sequedad en la zona.

“Tenemos grúas, furgones refrigerados, todo para ir a capturar algunos animales y trasladarlos a lugares donde puedan vivir, ya sea lagunas o esteros”, explicó Alberto Meza, miembro de la organización Estamos Cansados de Sus Leyes, que está al frente de la iniciativa.

Meza explicó a nuestra redacción que a las 02:00 horas de este sábado se reunirán en la estación de Petrobras ubicada poco antes del Puente Remanso, que es un punto conocido por las personas que acuden al Chaco, para “poner un granito de arena” a favor de los animales silvestres, según comentó.

Los voluntarios pretenden “salvar la mayor cantidad posible de animales” y estar de regreso en la noche del sábado a la capital del país.

El organizador mencionó que también cuentan con la ayuda de pobladores de la zona, quienes conducirán a los expertos a las áreas con agua para que evalúen si son zonas aptas para el traslado de los animales.

El gasto correrá a cuenta de los voluntarios, que adquirirán herramientas, pagarán el combustible, además de agua, botiquín, cintas racing y de embalaje, alimentos no perecederos, piolas, linternas y todo de necesario para rescatar las especies en peligro e impulsar a las autoridades a imitar el ejemplo de la ciudadanía.

“Sabemos que no es la solución, pero tal vez motive a las autoridades a hacer algo”, concluyó.