/>

audios

Policías que detuvieron a hijo de Juez y acusados de coacción grave fueron liberados.
Fuente: La Nación


Asunción. Luego de la audiencia llevada a cabo , el Juez Julián López a cargo del proceso contra los cinco oficiales de policía detenidos la semana pasada acusados de “coacción grave”, comunicó que los mismos cuentan con medidas sustitutivas “menos gravosas” a la prisión domiciliaria y deberán pagar -cada uno- el monto de G. 20.000.000 en concepto de fianza, informó la 970 AM.

“Finalizó la audiencia de revisión de medidas cautelares con relación a los efectivos policiales y justamente han solicitado durante la audiencia la imposición de una medida sustitutiva menos gravosa que la prisión preventiva, de manera que han acompañado las documentaciones requeridas”, dijo el juez López.

Los documentos solicitados son pruebas por las cuales acreditan tener arraigo al país, como certificados de trabajos, certificados de antecedentes policiales, certificados de vida y residencia, certificados de familiares cercanos, como así también el pago de la fianza personal de sus abogados, que con los cinco policías, totalizarían G. 100.000.000.

La defensa presentó durante la audiencia la copia de un CD en el cual consta la filmación de lo acontecido durante el procedimiento realizado el pasado 10 de abril. Al mismo tiempo, la fiscalía también presentó filmaciones similares a las presentadas por la defensa.

Sobre estas grabaciones, el juez manifestó: “Eso es su momento se tiene que desgrabar y proceder a su análisis pertinente, ya que esas cuestiones corresponden a las circunstancias del hecho de fondo, así que en el momento oportuno estaría siendo discutida esa situación”.

El oficial Sebastián Espínola, uno de los que fue privado de su libertad, manifestó su agradecimiento a todos quienes los apoyaron durante este confuso episodio, además de reafirmar las fallas que el sistema judicial tuvo con ellos

“Agradezco a los policías en situación de retiro, al senador Carlos Núñez a todos los familiares policiales y a la ciudadanía en general por haber confiado en nosotros. Yo que se está cometiendo algo muy grave dentro del sistema judicial y hoy día nos tocó a nosotros soportar todo eso. A nosotros nadie nos devuelve, no se pueden recuperar esos ocho días que estuvimos tras las rejas, nuestra familia estuvo en juego, no solo nuestro nombre, sino también la institución policial”.

Visiblemente afectado, el oficial explicó el sufrimiento de su familia durante los ocho días de su detención y de sus tres hijos menores de edad -que asegura- han sufrido una secuela enorme.

“Eso nadie recupera y todo esto se debió a que yo estuve cumpliendo firmemente mi función como policía nacional y no me arrepiento de haber entrado en esta fila, pero quién me recupera a mí esos ocho días que estuve tras las rejas, siendo tratado como un verdadero delincuente. Toda nuestra familia estuvo involucrada en esto. Mi familia me vió, mis hijos. En la escuela le decían a mi hijo, ‘tu papi está preso’, eso nadie me recupera, hemos sido torturados psicológicamente a través de este hecho. Hoy en día es fácil decir ‘no se vió el video, pero ahora ya estás libre’.”, expresó.

Al ser consultado sobre Antonio Augusto Álvarez Núñez, hijo del juez camarista de Paraguarí, Antonio Álvarez, el uniformado expresó, “solamente me remito a lo que yo hice, no sé quién era o quién no era. En ese momento solamente hice mi trabajo y por eso estuve ocho días preso. Me pusieron unas esposas y creo que están recorriendo redes sociales fotos mías con las esposas y ¿quién me va a recuperar el daño emocional que eso fue para mis hijos?”.

Los hechos

Los agentes de policía Sebastián Espínola Sachelaridi, Francisco Javier Giménez Marínez, Julvio Cuba Cartaman, Guillermo Rafael Torres y Victor Abel Vallejos fueron detenidos en el Departamento de Justicia de la Policía Nacional por presuntos hechos de “coacción grave y otros”, luego de haber efectuado un procedimiento de control de vehículo e identificación de persona a Antonio Augusto Álvarez Núñez, hijo del juez camarista de Paraguarí, Antonio Álvarez.

El hecho se habría registrado el pasado 10 de abril, sobre la calle Ana Díaz, en Asunción, cuando Álvarez Núñez supuestamente habría rozado a una motociclista sobre la Avenida Fernando de la Mora.