/>

audios

Ataque al Hospital Souza Aguiar en Río de Janeiro por grupos armados deja 1 fallecido y 2 heridos.
Fuente: CNN en Español

Brasil. El hospital público más grande de Río de Janeiro y uno de los cinco designados para tratar a turistas durante los próximos Juegos Olímpico, fue atacado por hombres armados durante el fin de semana, lo que dejó al menos un muerto y dos heridos.

El ataque es otro golpe a la ciudad que lucha por mostrar que está lista para los juegos.

El incidente ocurrió durante la madrugada del domingo en e hospital Souza Aguiar. De acuerdo con autoridades locales, el grupo intentaba liberar a un presunto capo de la droga que fue llevado al hospital hace una semana luego de un tiroteo con la policía. El hombre estaba bajo vigilancia de la policía.

De acuerdo con la estatal Agencia Brasil, más de 20 hombres entraron al hospital con rifles de asalto, granadas de mano, vistiendo máscaras para cubrir sus rostros.

Ana Paula dos Santos estaba en el hospital visitando a su abuela en el mismo piso en el que el ataque ocurrió.

"Escuché una fuerte explosión y vi a delincuentes y oficiales de policía corriendo por los pasillos" dijo Dos Santos a CNN el lunes. "Escuché muchos disparos".

De acuerdo con Dos Santos, había dos policías afuera del cuarto del sospechoso antes de que ocurriera el ataque.

El grupo logró con éxito liberar al capo, según Agencia Brasil.

Eduardo Paes, alcalde de Río de Janeiro, calificó el incidente como "aterrador e inaceptable" y dijo que quiere reunirse con funcionarios estatales.

Además de ser seleccionada como una de las principales instalaciones de emergencias para los turistas que visiten la ciudad durante los Olímpicos, el hospital Souza Aguiar es también el más cercano al estadio Maracaná, donde se realizará la ceremonia de apertura el 25 de agosto.

El ataque también ocurre luego de que el gobernador del estado de Río de Janeiro, Francisco Dornelles, emitió una orden ejecutiva la semana pasada declarando el estado de emergencia y pidiendo ayuda adicional para cumplir con las obligaciones fiscales durante los juegos, incluyendo el pago de tiempo extra a los policías militares  completar la línea del subterráneo.