/>

audios

Paraguay pierde ante Colombia y complica su chance de clasificación.
Fuente: La Nación

EEUU. Paraguay, de un pésimo primer tiempo y una gran complementaria, cayó 2-1 ante Colombia en su segunda presentación en el Grupo A de la Copa América. La Albirroja ya no depende de sí para clasificar. Debe ganar en la última jornada y esperar una mano de los cafeteros, que ya están clasificados a los cuartos de final.

En la primer etapa, Colombia mostró lo mejor de su repertorio. No necesitó mayor posesión, solo un poco de paciencia y dos horrores de Paraguay en la marca. Con tres a cuatro toques, el equipo liderado por James exhibió toda su jerarquía, ratificando que el rótulo de candidato lo tiene firme.

Cuando parecía que la Albirroja podría complicar con el 4-2-3-1 planteado por Ramón y muy solicitado por la gente, con la inclusión de Miguel Almirón y Benítez, que junto a Romero formaron una línea intermedia entre el doble seis (Piris-Ortiz) y Lezcano, el único punta.

Lo malo de ese equipo ofensivo fue que a la hora de perder la pelota, los dos volantes internos sufrieron una enormidad para cubrir los ataques de Colombia con Cuadrado, James y Cardona.

Apenas a los 11 minutos, Bacca dijo “gracias” a la pasividad de Samudio y de cabeza puso el 1-0. Paraguay quedó totalmente perdido en el campo de juego, se le perdió todo: pelota, ideas y también el libreto inicial.

Colombia cerró la persiana del primer tiempo 2-0, ya que James castigó a Villar con un remate cruzado, tras error defensivo.

En la complementaria, Ramón se jugó todo. Mandó primero a Víctor Ayala, sacó a Piris, el más sólido y también a “Conejo” Benítez, quien repitió la misma actuación del “Pájaro”: una discretísima labor.

Sin ser pulcro ni claro, la Albirroja fue apretando al rival y de a poco fue mereciendo el descuento, que recién llegó a falta de 20 minutos, gracias a un misil de Víctor Ayala. Ospina, gran figura de los cafeteros, nada pudo hacer esta vez.

Parecía que Paraguay podía empatar, pero a falta de diez minutos, Romero se fue expulsado y la cosa ya era matar o morir.