/>

audios

Fiesta Patronal del Barrio Estación.
Fuente: María Clotilde Ríos

La Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús fue celebrada ayer en la Parroquia que lleva el mismo nombre, en el Barrio Estación. El Obispo Diocesano Mons. Ricardo Jorge Valenzuela Ríos presidió una celebración eucarística, concelebrada por el Pbro. Rodrigo Luis Acosta Arzamendia, Pbro. Roberto Carlos Armoa y el Pbro. Roque Benítez.

En el desarrollo de su homilía, el Obispo resaltó que la muerte de Jesús en la cruz fue el acto de misericordia más grande sobre la tierra, puesto que Él entregó su vida por pecadores,dejando en claro el profundo amor de Dios Padre.

La Sangre y el Agua brotadas del costado de Cristo simbolizan el Bautismo y la Comunión, dos sacramentos que nos unen íntimamente con nuestro Creador y nos abren camino a la salvación.

Jesucristo nos llama a ser misericordiosos como el Padre que dio a su Único Hijo por la salvación del mundo, y nos da un claro ejemplo de misericordia con aquel pasaje de María Magdalena, una mujer pecadora y marginada de la sociedad que se arrepintió de sus pecados y mostró total sumisión ante la presencia de Jesús, enjugando los pies del Señor con sus lágrimas, secándolos con sus cabellos y vaciando un frasco de perfume sobre su cabeza. El amor que demostró la mujer, mereció el perdón de sus pecados.

Lo anterior nos lleva a concluir, que el juicio del mundo no puede definir nuestro futuro, para Dios nada es imposible y solo está perdido aquel que ha decidido perderse. El que persiste en el buen camino y se aferra a los pies del Señor tiene la victoria asegurada.

Concluida la santa misa, los feligreses acompañaron la procesión de la imagen del Santo Patrono desde el templo parroquial hasta el monumento ubicado en el Bvar. Yegros de nuestra ciudad, momento durante el cual se pudo apreciar una exhibición de fuegos artificiales, globos chinos y que fue acompañado musicalmente por la Banda de Músicos de la 2° División de Infantería y el Coro Carismático Jesús Misericordioso.