/>

audios

Itapé
30/08/2015.

      Itapé fue fundado el 02 de Mayo del  año 1.672. Cumple actualmente su 343º Aniversario

Hace 343 años atrás un 02 de mayo de 1672 por Fray Buenaventura de Villasboa, quien lo nombró Itapé que en guaraní se traduce como piedra plana.

Pasó mucho tiempo desde la muerte de Bolaños sin que los franciscanos fundaran nuevas reducciones de indios. Fray Buenaventura de Villasboa, misionero franciscano del convento de Villa Rica, sacó a los indios de los montes "con notable riesgo de su vida, pasado muchas necesidades, tolerándolas con amor y valor y después de haberlos sacado, se desnudó para vestirlos..."

Con ayuda del Obispo Faustino de Casas, dicho Fraile fundó con aquellos indígenas la reducción de Itapé, en 1672.

Cuando el Gobernador Juan Gregorio Bazán de Pedraza visitó Itapé en 1714 halló en ella a Fray Ramón de Barcelona, el mismo que dos años después participó como capellán en la fundación de Curuguaty donde creó un hospicio franciscano. Durante la permanencia de Fray Roque Ferreira en la reducción de Itapé, se construyó una nueva iglesia.

Por disposición real de 1767, las reducciones franciscanas debieron pasar al clero secular a la muerte del titular de cada una de ellas. Itapé permaneció a cargo de los franciscanos hasta 1770, año en que murió  Fray Diego Yoedo, doctrinero del lugar. 

Monseñor Felipe Santiago Benítez declaró a Itapé en 1985 "Santuario Natural de la Inmaculada" . El 16 de diciembre del año 1954, la ciudad de Itapé esperaba la visita de la imagen de la Virgen de Caacupé. El día 18 de diciembre llegó la Virgen al pueblo de Itapé, proveniente de Villarrica (a 17 kilómetros). En ese trayecto los peregrinos debían cruzar un río que se encontraba con las aguas bajas por tener poco caudal. El lugar del cruce se denomina "Paso Tuya". Al hacer este cruce la capa de la Virgen rozó las aguas. Una de las peregrinas mojó a su hijo enfermo con el agua debido al calor, y luego de esto su hijo sanó. Es por ello que se cree que el agua del río está bendecida. Los tres días que permaneció en el pueblo la Imagen Sagrada, fueron de penitencia y de perdón, ya que los habitantes del pueblo se confesaron, cambiaron de actitud  y tomaron la comunión.